La tasa de empleo de los recién graduados con educación terciaria supera el 76% en España

Durante los últimos años, la tasa de empleo de los recién graduados con educación terciaria ha aumentado en el conjunto de países de la UE. De hecho, la media ha pasado de un 80,8% en 2013 a un 84,9% en 2017.

Las cifras demuestran que los jóvenes con formación académica cuentan con excelentes posibilidades de empleo en algunos países entre los que destacan Malta (96,1%), los Países Bajos (94,0%) y Alemania (92,0%). En Suecia, la República Checa, Lituania y Austria más del 91% de los jóvenes con educación terciaria están colocados. En el entorno del 89% se sitúan el Reino Unido, Irlanda, Bélgica, Polonia y Luxemburgo. Por encima de la media de la UE-28 están, además, Hungría, Rumanía y Bulgaria.

Portugal, Dinamarca, Estonia y Francia ya se quedan por debajo del promedio, pero todavía registran tasas superiores o iguales al 83%, mientras que Eslovenia, Eslovaquia y Finlandia se sitúan por encima  del 82%. En España, la tasa de empleo de los recién graduados con educación terciaria ha mejorado notablemente durante los últimos años, pero todavía estamos lejos de alcanzar los niveles registrados antes de la crisis. En el año 2007, la tasa de empleo en este grupo rozaba el  88% y llegó a bajar a un mínimo del 66,8% en 2013. La recuperación de estos últimos años ha permitido aumentar la cifra española y situarla en un 76,6% en 2017. Por detrás de España figuran Chipre y Croacia, así como Italia y Grecia.

TASAS DE EMPLEO DE JÓVENES RECIÉN GRADUADOS* CON EDUCACIÓN TERCIARIA
(En %)

Malta 96,1 UE-28 85,0
Países Bajos 94,0 Letonia 84,9
Alemania 93,0 Portugal 83,9
Suecia 91,7 Dinamarca 83,8
Rep. Checa 91,6 Estonia 83,0
Lituania 91,5 Francia 83,0
Austria 91,3 Eslovenia 82,4
Reino Unido 89,7 Eslovaquia 82,1
Irlanda 85,5 Finlandia 82,1
Bélgica 89,4 España 76,6
Polonia 89,2 Chipre 75,2
Luxemburgo 88,9 Croacia 71,6
Hungría 88,7 Italia 62,7
Rumanía 87,4 Grecia 55,8
Bulgaria 86,5

*Entre 20 y 34 años.