La inflación española bajará al 1,5% en 2018 y se situará por debajo de la media de la UE

Según las previsiones de primavera que acaba de publicar el Instituto de la Economía Mundial de Kiel, en 2018 el aumento de los precios al consumo alcanzará una media del 1,7% en el conjunto de países de la Unión Europea, sin apenas variación respecto del año 2017 que se cerró con un promedio del 1,8%.

Los países que registrarán el mayor aumento del IPC a lo largo de este año serán fundamentalmente algunos países miembros de reciente adhesión a la UE, destacando Estonia y Lituania, ambos con una subida del 3,6%. Rumania tendrá un incremento del 3,3%, mientras que el Reino Unido, la República Checa y Eslovaquia se situarán en torno al 2,5%. Letonia y Hungría compartirán un 2,3%, al tiempo que Austria estará en un 2,1%. Bélgica, Suecia y Eslovenia superarán la media de la UE en una décima, mientras que Bulgaria se quedará justo en el promedio.

Levemente por debajo de la media –con un 1,6%- se situarán Luxemburgo, Alemania y los Países Bajos. Para España, el Instituto de la Economía Mundial de Kiel prevé una tasa de inflación del 1,5% en 2018, cinco décimas menos que en 2017 y dos décimas por debajo de la media europea. Francia registrará un 1,4%, compartido con Polonia y Malta, mientras que Portugal alcanzará un 1,3%, Italia un 1,2% y Finlandia un 1,1%. Los cuatro países con el menor incremento de los precios al consumo en 2018 serán Grecia, Dinamarca, Irlanda y Chipre.

Variación anual del IPC en 2018*
(En %)

Estonia 3,6 Alemania 1,6
Lituania 3,6 Países Bajos 1,6
Rumania 3,3 España 1,5
Reino Unido 2,5 Croacia 1,5
Rep. Checa 2,5 Polonia 1,4
Eslovaquia 2,4 Malta 1,4
Letonia 2,3 Francia 1,4
Hungría 2,3 Portugal 1,3
Austria 2,1 Italia 1,2
Bélgica 1,8 Finlandia 1,1
Suecia 1,8 Dinamarca 0,8
Eslovenia 1,8 Grecia 0,8
Bulgaria 1,7 Irlanda 0,4
UE-28 1,7 Chipre 0,1
Luxemburgo 1,6

* Previsiones


Descargar nota en PDF