España ocupa el puesto 11 entre los países de la UE con mayores costes laborales no salariales

Los costes laborales no salariales suponen una parte sustancial del coste total que paga el empresario por trabajador. Según los datos publicados por la Oficina Federal de Estadística de Alemania, en 2015 el coste laboral no salarial se ha situado en un promedio del 31% sobre el salario bruto en el conjunto de la UE-28. No obstante, se observan grandes diferencias en Europa, con países que casi llegan al 50% y otros que se quedan por debajo del 10%.

En Suecia los costes laborales no salariales equivalen a un 48% del salario bruto, mientras que en Francia suponen un 46% y en Bélgica un 44%. En Lituania, Grecia e Italia la carga se sitúa en torno a un 40%. La República Checa llega al 37%, al tiempo que Estonia y Austria se sitúan ambos en un 36%. España ocupa el puesto 11 en la comparativa europea. Con un coste laboral no salarial equivalente al 35% superamos la media europea en 4 puntos porcentuales.

Los restantes países de la UE se sitúan por debajo de la media europea. En Alemania el coste laboral no salarial supone un 28% sobre el salario bruto, en Portugal un 27% y baja a un 19% en el Reino Unido y un 18% en Irlanda. Al final de la clasificación europea figuran Luxemburgo (16%), Dinamarca (15%) y Malta (9%).

COMPARATIVA EUROPEA DE COSTES LABORALES NO SALARIALES*
(2015)

Suecia 48 Rumanía 28
Francia 46 Finlandia 27
Bélgica 44 Portugal 27
Lituania 40 Letonia 25
Grecia 39 Polonia 22
Italia 39 Chipre 20
Rep. Checa 37 Eslovenia 19
Estonia 36 Reino Unido 19
Austria 36 Bulgaria 18
Eslovaquia 36 Irlanda 18
España 35 Croacia 18
Países Bajos 30 Luxemburgo 16
Hungría 29 Dinamarca 15
Alemania 28 Malta 9

(*) Cotizaciones empresariales a la Seguridad Social, aportaciones a
sistemas de previsión y seguros y pago del salario en caso de enfermedad.                               


Descargar nota en PDF