Alemania: el empleo con bajo salario es mejor que su reputación

En torno al 22% de los empleados en Alemania han trabajado, en 2010, a un salario inferior a 9 euros brutos por hora, lo que equivale a dos terceras partes del salario medio alemán. En el sector de la hostelería un 60% de los empleados reciben un salario bajo y la cifra es del 37% en la agricultura y silvicultura. Además, se observa que la mitad de los que trabajan a un salario bajo lo hacen en pequeñas empresas con menos de 20 empleados.

En Alemania se critica el aumento de actividades con baja remuneración por agudizar los problemas sociales de los trabajadores y se pide establecer un salario mínimo legal. Pero no hay que olvidar que un miniempleo es en muchos casos la única oportunidad para muchas personas de volver a encontrar un trabajo. La alternativa a un puesto con salario bajo es con frecuencia el paro donde el riesgo de pobreza es mucho más elevado.

Según la comparación realizada por el Instituto de la Economía Alemana, el mayor riesgo de pobreza se produce entre los desempleados, ya que un 56% de los mismos corre el peligro de acabar por debajo del umbral de la pobreza. Entre las personas con miniempleos el riesgo de pobreza afecta al 16,2% del total, muchos menos que en el caso de los parados, pero lógicamente también por encima del bajo riesgo de pobreza –un 2,4%- entre los que trabajan con salarios normales.

 

Fuente: Elaboración propia a partir de “iwd”, nº 8-2012, Instituto de la Economía Alemana.