Acto de responsabilidad

Artículo publicado por Juan Iranzo, Vicepresidente del IEE, el 24 de febrero en La Razón

 

La tendencia a nivel  internacional, sin lugar a dudas, es incrementar el tamaño de  las compañías, puesto que en  un sector tan competitivo  como el actual, resulta difícil  que las empresas medianas,  salvo las muy especializadas  por zonas o productos, sean  viables. En efecto, estamos  comprobando cómo, a nivel  mundial –empezando por  Estados Unidos–, se están  produciendo importantes  procesos de fusión con el objeto de poseer ?otas de al  menos 1.000 aviones.

Por ello, era imprescindible  que Iberia se fusionase con otra gran compañía, por lo  que la oportunidad de British Airways, a través de IAG, hay  que aprovecharla precisamente para garantizar la viabilidad de nuestra compañía.

Asimismo, resulta fundamental evitar las enormes  pérdidas que actualmente  sufre Iberia, más de un millón  de euros al día, debido fundamentalmente a los altos precios del combustible, al sobredimensionamiento de su plantilla, a  los altos costes de  la misma en comparación con la  media europea y  a las fuertes pérdidas en algunas  líneas debido a  que la clase «businnes», que  es la que aporta valor añadido,  va vacía, por ejemplo, en la  ruta a La Habana.

Por todo ello, es un acto de  absoluta responsabilidad el  proceso de reestructuración  que se está realizando. Si no  se prescinde, como está previsto, del 18% de la plantilla,  el resto de los empleos, más  de 16.000, estarán en cuestión, lo que también se producirá en caso de que no se redujera el resto de los costes  adecuadamente. Asimismo  resulta imprescindible optimizar las sinergias que ofrece  la alianza para  hacer viable de?nitivamente la aerolínea española.

Sin embargo, la  huelga, en lugar  de ofrecer diálogo, lo único que  hace es profundizar el deterioro  de las cuentas y de la imagen  de la compañía. En de?nitiva, Iberia puede ser viable si todos los agentes implicados  responden en este momento difícil con sensatez y responsabilidad.