Las empresas de UNESA invierten casi 52.000 millones de euros en la actividad eléctrica entre 2000 y 2010

Las empresas que forman parte de la Asociación Española de la Industria Eléctrica (UNESA) han acometido en el período 2000-2010 un importante esfuerzo inversor, a pesar de las circunstancias adversas que influyen sobre la actividad eléctrica en nuestro país tales como baja rentabilidad, marco regulatorio impredecible, falta de estabilidad jurídica, elevado déficit y endeudamiento.

 

A fin de asegurar la seguridad y la calidad del suministro eléctrico, las empresas asociadas en UNESA han invertido 51.821 millones de euros entre 2000 y 2010. El 58% de estas inversiones se han destinado a actividades de mantenimiento y ampliación del parque generador de electricidad, mientras que el resto de la inversión se ha encaminado a mejoras y ampliación de las redes de distribución.

 

Si analizamos el esfuerzo inversor en los últimos cinco años –período 2006-2010-, se observará que las empresas de UNESA han destinado un 65,2% de su Resultado Bruto de Explotación (EBITDA) de las actividades eléctricas en España a nuevas inversiones. Con esta cifra, las empresas de UNESA están prácticamente en la media de las grandes empresas europeas y por encima del esfuerzo realizado por empresas como RWE (63,1%), E.ON (61,1%) y EDF (60,4%).