Cargando datos de la variante


Estamos cambiando los datos del producto que has seleccionado, espera un segundo.

Descargas relacionadas:

Situación actual y retos de futuro de las pymes españolas

La prolongada etapa recesiva iniciada en el año 2008, que ha castigado a la práctica totalidad de las economías desarrolladas, ha provocado en nuestro país una mayor destrucción del número de empresas que en otros países de nuestro entorno, a pesar de que la contracción en el crecimiento ha sido de menor magnitud, lo que apunta a la existencia de unas condiciones particulares que limitan la competitividad y restringen la capacidad de nuestras pymes para adaptarse al ciclo económico. La crisis no ha hecho más que evidenciar la necesaria transformación del modelo productivo por el que se había decantado la economía española: una dependencia excesiva del sector de la construcción, muy vinculado al ciclo económico, y de otras actividades con ratios de productividad relativamente bajos. Pero, además de variables de naturaleza sectorial y de tamaño de empresa, hay que tener en cuenta otros factores que reducen la competitividad de nuestras pymes. Son diversos los factores que las investigaciones identifican como condicionantes de la creación, consolidación y crecimiento empresarial entre los que no solo cabe destacar el propio tamaño organizativo de la empresa y el sector de actividad sino que el entorno empresarial en el que las empresas desarrollan su desempeño, los procedimientos administrativos, la financiación empresarial, la formación o la innovación, así como los factores propios del emprendedor derivados de sus motivaciones, capacitaciones y habilidades, también adquieren vital importancia.

Con el objetivo de analizar todas estas variables, en el libro se compara la distribución empresarial en España con respecto a los países de nuestro entorno en función del tamaño de las empresas y de las características del sector. No en vano los países más intensivos en sectores relacionados con la tecnología y con el conocimiento han demostrado mayor capacidad de recuperación y resistencia ante la crisis. Además se analizan los factores que modulan el comportamiento de nuestra economía, que se pueden englobar en tres marcos: el cultural y socioeconómico, el financiero y, por último, el institucional.

La cultura y las condiciones socioeconómicas de un país determinan que una colectividad de individuos sea más o menos emprendedora e innovadora y, además, el grado de cooperación entre sus empresas y su nivel de internacionalización. Requisito, este último, fundamental para poder sobrevivir en un mundo globalizado y competir con las economías más prósperas. Dentro de estas variables el sistema educativo constituye el núcleo a partir del cual se conforman las actitudes y la iniciativa emprendedora de una sociedad. Es primordial invertir en capital humano, mejorar las capacidades de nuestra fuerza productiva, así como fomentar el espíritu emprendedor desde las etapas más tempranas del proceso educativo. Pero mejorar las capacidades y potenciar las habilidades de la fuerza laboral no sirve de mucho si no existe un espíritu emprendedor capaz de configurar una sociedad avanzada. Existen ciertos ámbitos en los que se puede actuar de cara a reforzar la actividad emprendedora y facilitar la consolidación y el crecimiento empresarial que permitirían acercar el tejido productivo español a los niveles de competitividad que exhiben las pequeñas y medianas empresas de algunos de los países más ricos de Europa. En cuanto a la materia educativa, sería positiva la adopción y extensión del modelo dual de aprendizaje, similar al existente en Alemania, en el que se combina la teoría académica con la práctica en el mundo profesional. Asimismo, hay que considerar un sistema de formación profesional vinculado a los requerimientos laborales de la economía del conocimiento para obtener una fuerza laboral altamente cualificada.

Un pilar imprescindible para que la actividad empresarial pueda desarrollarse con éxito es que exista un nivel de financiación adecuado. De hecho, en el origen de las dificultades que está sufriendo el tejido empresarial español se encuentra la restricción al crédito bancario derivado de la crisis económica. La estructura de financiación de las empresas españolas, muy dependientes para el desempeño de su actividad de la financiación ajena y, en particular, de la bancaria en el caso de las pequeñas y medianas empresas, hace imprescindible un conocimiento adecuado de las herramientas con las que cuenta una empresa para financiarse. Por ello en el Estudio se analizan con detalle las características de cada instrumento de financiación con el que cuentan las empresas en nuestro país.

Las instituciones son importantes para el correcto desempeño de la economía de un país. Por ello se deben analizar con detalle los marcos jurídico, laboral y fiscal de nuestro país y compararlos con los de los países de nuestro entorno. Así, en el capítulo dedicado al marco institucional se estudian los aspectos jurídicos del funcionamiento empresarial en España. Además, uno de los males endémicos que padece España está en la deficiente articulación del mercado laboral. En el capítulo dedicado al análisis del marco laboral se detalla cuál ha sido su evolución en los últimos años en términos de empleo, así como el desarrollo del desempleo y se tratan de apuntar las principales causas que hacen que el mercado laboral se comporte como muestran las cifras.

Una pregunta que cabe hacerse es por qué en otros países el desempeño empresarial de las pequeñas y medianas empresas muestra mejor resultado que en España. Para tratar de responder a esta pregunta, el Estudio dedica un capítulo a analizar el fenómeno conocido como Mittelstand, modelo empresarial existente en Alemania de carácter familiar y enfocado a la innovación, cuyo interés radica en conocer las particularidades de las empresas que lo conforman, ya que estas no solo han sido capaces de resistir a la fase contractiva del ciclo económico sino que, además, han mostrado una capacidad de crecimiento sin parangón. Las bases fundamentales sobre las que descansa todo su sistema de gestión y su esquema de valores son la competitividad, la tecnología, la innovación y el largo plazo.

En cuanto al apoyo a la financiación, se han dado pasos significativos. Pero queda camino por recorrer, especialmente en lo relativo al refuerzo a las fuentes alternativas de financiación, fundamentalmente el capital riesgo y la figura de los business angels, que tienen ya un papel en nuestro país aunque residual. Otro punto clave para la mejora de la financiación lo constituirá el desarrollo del MARF, el Mercado Alternativo de Renta Fija, donde las pymes podrán captar financiación mediante la emisión de bonos y pagarés de renta fija, así como del Mercado Alternativo Bursátil (MAB).

En definitiva, la presente obra tiene como objetivo aportar un análisis detallado y riguroso de la situación de la economía española, en general, y de sus pequeñas y medianas empresas, en particular, que son la base sobre la que funciona y se desarrolla su actividad económica, incidiendo en sus puntos fuertes e identificando sus problemas sistémicos con el objetivo de proponer alternativas y mejorar su desempeño, haciendo especial hincapié en el análisis comparado de los distintos factores con países de nuestro entorno.

Características

Las características de nuestros productos

2014
296
978-84-92737-20-8
ES074
Instituto de Estudios Económicos
Director: Joaquín Trigo Portela Coordinadora: Almudena Semur Correa Autores: Marta Otero Moreno Joaquín J. Blanco García-Lomas Pablo Almagro Cordón Santiago García Echevarría